sábado 20 de septiembre 2014 | 11:44

RD arroja riqueza al zafacón

Reportajes, * | mié, 22-feb 19:14 Por: Anny Duarte

Más de 50 buzos sobreviven del reciclaje en este lugar

Rafael González, encargado del Centro de Transferencia

Eligio Reyes Solís, presidente de los buzos

Es altamente conocido que la basura es fuente de riqueza  y materia prima importante para una gran variedad de  productos y servicios, desde abono  hasta la producción de electricidad. Sin embargo, en la República Dominicana  esa riqueza  queda sepultada en los  vertederos del país.

 

Esa mina de  materiales reusables, que fácilmente puede convertirse en una  fuente generadora de empleos y creadora de nuevos micros empresarios, mediante  el proceso de reciclaje, aun  permanece  a la espera de que personas emprendedoras  y las autoridades municipales la exploten.

 

A todo esto favorece que siendo la República Dominicana  una de las naciones más pobres y  densamente pobladas del Caribe,  genera una  cantidad de1.26 kilogramos de basura al día en el Distrito Nacional (DN), la cual es  comparable con la de  países desarrollados del mundo.

 

Solamente al vertedero de Duquesa ingresan desde la capital  unas   2000  a 2100 toneladas de basura, de las cuales 900 son manejadas por el  Centro de Transferencia de residuos sólidos del Distrito Nacional, en los cuales no  existe un método de reciclamiento  como tal.

 

Hasta el momento, el único instrumento de reciclaje utilizado  en el país consiste en  personas que se dedican a rebuscar en la basura, los cuales  son denominados buzos, quienes no cuentan con la indumentaria y protección necesaria para realizar ese trabajo.

 

No obstante,  en el Centro de Transferencia de residuos del Distrito Nacional, ubicado en Villas Agrícolas,  más de 50 individuos sobreviven gracias a los materiales que reciclan y luego venden. Dentro de los residuos recolectados por los buzos están  los metales, hierros, plásticos, cartones, sacos, vidrios y papeles.

 

En ese sentido, la pareja de esposos, Carmen Santos y Ramón Mendoza, quienes tienen más de 8 años  trabajando como buzos, narran  que han podido mantener a sus tres hijos con lo que producen diario  en la fosa de depósito del Centro de Transferencia.

 

Santos cuenta que  diariamente se lleva 200 pesos del reciclaje de  sacos, el cual constituye una gran ayuda en el hogar, debido a que antes solo era una ama de casa pasiva.

 

Por su parte, el esposo añade que anteriormente laboraba en una fábrica de cemento, pero la empresa quebró, y al verse sin empleo  recurrió a buscársela como buzo. Aclara que no se avergüenza de lo que  hace,  porque de ahí sale su sustento.

 

Eligio Reyes Solís, presidente de los buzos por más de  12 años, es  padre de 6 hijos y genera  3 mil pesos  semanales  reciclando cartón, los cuales, afirma,  le ayudan a mantener a su familia  modestamente.

 

Reyes Solís explica que varias personas se han acercado al lugar con la intención de que todo lo  recolectado por los buzos les sea vendido exclusivamente, pero lo planteado se ha quedado en palabras.

 

En tanto que el encargado del Centro de Transferencia,  Rafael González, opina que ha recibido en su despacho a  empresarios  extranjeros y dominicanos  interesados en instalar un sistema de reciclaje y, pese a ofrecérseles todas las facilidades, sus intenciones no  progresan.

 

González confía en que  tarde o temprano los empresarios se motivarán a invertir  en maquinarias de reciclajes, a fin de  reusar las materias primas que necesitan en el proceso productivo de sus mercancías, puesto que  eso les ahorraría  mucho dinero.

 

Pininos

 

Aunque la República Dominicana está tímida en asuntos de reciclaje, algunos municipios como  San José de las Matas,  en  Santiago, avanzan  en un proyecto  de manejo de los desechos, con resultados   y perspectivas muy halagüeñas.

 

La alcaldía de ese municipio  emprendió su programa “Basura Cero”  en agosto del 2010, para convertir la ciudad en un modelo en el tratamiento de los desperdicios, logrando sus objetivos.

 

Asimismo, el Ayuntamiento de Moca y la Compañía Verde International, de Francia, firmaron un acuerdo para  la instalación de un centro sobre el manejo de residuos urbanos, que se encargará de recoger, clasificar y tratar los desechos sólidos y orgánicos que diariamente produce ese municipio.

 

Actualmente, el municipio de Moca produce 125 toneladas de basura, incluyendo las secciones El Corozo, Las Guásumas, Juan López, Jamao, Villa Trina y Estancia Nueva, las cuales pueden ser reutilizadas en la elaboración de varios productos e insumos agrícolas.

 

En torno a ese particular se expresa la especialista peruana en mecanismos de reciclaje, Albina Ruiz Ríos, quien argumenta que en el país existe el reciclaje, pero es insuficiente. “Por eso debe dinamizarse, no solamente en la selección de la fuente, sino también en la inversión  y la inclusión de más empresas exportadoras  como la plastiqueras, papeleras, entre otras”, precisó la recicladora por  excelencia.

 

Ruiz Ríos, considerada como “la madre de los recicladores del mundo”, título alcanzado por haber convertido a miles de recolectores informales (buzos), de residuos en micro empresarios competentes, entiende que la República Dominicana sí tiene futuro  en el área del reciclaje, tras aclarar  que siempre habrá  un punto de quiebre, pero con iniciativas y los programas que surgirán se dinamizarán y aumentarán los índices de crecimiento de las empresas.

 

Ante este panorama, resulta contraproducente que un país sumamente pobre como la nación dominicana tire por la borda la riqueza que la naturaleza le proporciona a través de la clasificación y aprovechamiento de  materiales reusables: las que pueden convertir en energía, gas, productos y herramientas necesarias para contrarrestar la miseria en la que miles de personas viven en el país, sin saber que desperdician un verdadero tesoro.  

|
Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.