miércoles 23 de julio 2014 | 07:33

Menos estrés y dormir de forma moderada ayudan a perder peso

Salud | mar, 29-mar 14:39 Por: Servicios DH

Las personas que intentan perder peso son más propensas a conseguir su objetivo si tienen menos niveles de estrés y duermen entre seis y ocho horas cada noche, según un estudio de la compañía Kaiser Permanente que se publica en la revista 'International Journal of Obesity'.

En el estudio participaron casi 500 personas en Oregón y Washington y los autores midieron sus niveles de sueño, estrés, depresión, el tiempo que pasaban viendo la televisión y frente a la pantalla del ordenador y cómo correlacionaban estas variables con la pérdida de peso. Estudios previos habían mostrado una asociación entre estos factores y la obesidad, pero pocos habían examinado estos factores como indicadores de la pérdida de peso.

Según explica Charles Elder, director del trabajo, "este estudio sugiere que cuando las personas están intentando perder peso, deberían intentar dormir lo suficiente y reducir su estrés. Algunas personas podrían necesitar disminuir sus agendas y acostarse antes. Para otras el ejercicio podría reducir el estrés y ayudarles a dormir mejor. Las técnicas mente-cuerpo como la meditación también podrían ser útiles para determinadas personas".

El estudio se dividió en dos partes, en la primera los participantes tenían que perder 4,5 kilogramos en 6 meses. Si lo conseguían seguían en la segunda fase en la que probaban una técnica de acupresión frente a métodos más tradicionales para mantener el peso. Los resultados de la segunda fase aún no están disponibles.

Los participantes también informaron sobre sus niveles de insomnio, estrés y depresión, y midieron el tiempo que dormían y pasaban viendo la tele o utilizando el ordenador. Los investigadores descubrieron que el sueño y los niveles de estrés eran buenos indicadores de la pérdida de peso pero que no era así en el caso de la depresión y el tiempo que se pasaba frente a una pantalla audiovisual.

Las personas con menores niveles de estrés que dormían más de 6 horas, pero no más de 8, eran más propensas a perder los 4,5 kilogramos. De hecho, casi tres cuartas partes de este grupo continuó el estudio en su segunda fase y fueron dos veces más propensos a tener éxito que aquellos con mayores niveles de estrés y menos de 6 horas de sueño nocturno.

Los investigadores advierten que sus descubrimientos podrían no aplicarse a todos los grupos que intentan perder peso e indica que los participantes estaban muy motivados y que el 90 por ciento había pasado por clases universitarias.

|
Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.