jueves 23 de octubre 2014 | 17:37

Fármaco barato puede salvar vidas de personas con hemorragias

Salud | lun, 14-jun 10:53 Por: Efe

Londres.- El uso del ácido tranexámico, un fármaco barato y ampliamente disponible en hospitales, podría salvar las vidas de miles de víctimas de accidentes y agresiones, según un estudio que publica hoy la revista médica "The Lancet".

El ácido tranexámico (ATX) es un medicamento que actúa inhibiendo la ruptura de los coágulos sanguíneos y es muy útil en el tratamiento de procesos hemorrágicos severos, especialmente tras intervenciones quirúrgicas o dentales.

También puede administrarse antes de una intervención quirúrgica en pacientes con algún problema de la coagulación, como la hemofilia.

Estas cualidades son las que lo convierten en una poderosa arma para evitar las hemorragias externas e internas que sufren muchas personas tras un accidente o una agresión, y la razón por la que los autores del estudio piden que se incluya en la lista de fármacos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El estudio, titulado CRASH-2 y elaborado por los profesores Ian Roberts y Haleema Shakur, recuerda que cada año más de un millón de personas mueren en el mundo a causa de las heridas sufridas en accidentes de tráfico, siendo la novena causa de fallecimientos.

Más del 90 por ciento de estos accidentes suceden en países pobres y en desarrollo, donde la lentitud y deficiencia de la asistencia de emergencia y del posterior tratamiento hacen que la tasas de víctimas mortales sea especialmente alta.

La respuesta, según las conclusiones del informe, es la fibrinolisis, el proceso que impide la formación de los coágulos sanguíneos y contra el que el ATX actúa con eficacia al inhibir la enzima que desencadena ese problema vascular.

Para fundamentar sus conclusiones, los autores de la investigación realizaron un estudio de campo, con 20.000 adultos de 274 hospitales en 40 países.

Los participantes recibieron una inyección de un gramo de ATX, seguido de otro gramo de esta sustancia en un gotero, en la mitad de los casos, y de un placebo, en la otra mitad.

El resultado fue que el ATX redujo el riesgo de muerte en un 15% en comparación con el placebo y que el 4,9% de los pacientes tratados con ATX fallecieron, frente al 5,7% de los que recibieron en placebo como segunda supuesta dosis del fármaco coagulante.

El profesor Roberts destacó que "cada año unas 600.000 personas se desangran hasta morir en todo el mundo a consecuencia de heridas que pueden ser accidentales, como accidentes de tráfico, o intencionadas, como tiroteos, apuñalamientos o explosión de minas, y la mayoría de muertes ocurre poco después del suceso".

"La mayoría de muertes en personas heridas ocurren en los países en desarrollo y resultar herido es una de las principales causas de muerte en jóvenes adultos en todo el mundo", añadió.

La estimación de este trabajo es que con el uso del ATX se salvaría anualmente la vida a 100.000 personas en todo el mundo.

Los investigadores también apuntaron la posible aplicación futura del fármaco para la reducción de las hemorragias cerebrales después de sufrir un daño cerebral y de las hemorragias post-parto, que cuestan la vida a 100.000 mujeres cada año. EFE

|
Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.