miércoles 17 de septiembre 2014 | 15:32

Balance del Colegio Médico Dominicano

| lun, 4-ene 15:31 Por: Pedro Abramson Miller

El Colegio Médico Dominicano (CMD) concluyó en los dos últimos meses del año 2009, los procesos electorales para las directivas de las gestiones gremiales 2009-2011 de las Agrupación Médica del IDSS (AMIDSS) y del CMD propiamente dicho.

El doctor Rafael Rodríguez Sandoval y el doctor Senén Caba son los nuevos presidentes para la AMIDSS y el CMD respectivamente.

El panorama gremial luce sombrío, porque los factores internos y externos que inciden directamente sobre el gremio, no son los más alentadores.

A lo interno hay que recomponer el equilibrio de las fuerzas gremiales participantes, afectadas y desplazadas en este proceso, sin cuya integración mantendríamos un CMD dividido, con pocas posibilidades de acciones consensuadas.

El triunfo del doctor Senén Caba podríamos catalogarlo como un “Fuyimorazo gremial”, ya que este acontecimiento contradijo el pronóstico y desplazó del poder al movimiento médico “doctor Tejada Florentino” que fue el grupo hegemónico por los últimos veinte (20) años, también mantiene fuera de los mecanismos de decisión al movimiento médico “Dignidad Gremial”, segundo grupo de importancia numérica, así como a los mas veinte (20) movimientos gremiales que tradicionalmente han apoyado al movimiento médico Tejada florentino; exceptuando a los movimientos emergentes “Espacio de Reflexión” y “Durán Bracho” principalmente.

Esta debilidad interna se profundiza en el hecho de tener una nueva gestión que no ha establecido con claridad sus planes institucionales; no vemos un plan estratégico de gestión, nada relativo a la institucionalidad del CMD, al presupuesto de la gestión y la inexistencia de una propuesta sanitaria basada en las leyes 42-01 “General de Salud” y 87-01 de “Seguridad Social” y sus reglamentos.

A lo externo tenemos un gobierno hostil y reticente a las demandas del sector salud, la peligrosa propuesta titulada “APOYO PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE UNA NUEVA POLITICA SALARIAL PARA EL SECTOR PÚBLICO” y subtitulada, “Elaboración de una Propuesta Preliminar de Escala Salarial para Médicos, Enfermeras y técnicos de la Secretaria de Estado de Salud Pública y Asistencia Social de la República Dominicana”, los altos costos de la vida (combustibles, alimentos y servicios aumentados de precio: GLP RD $ 80.00, pollo RD$ 46.00, etc.) y una población que aunque entiende el propósito de la lucha del CMD, pero no comprende lo desacertado de sus métodos entre otras cosas.

El “Peligroso Proyecto” de escala salarial, debió ser discutido a todos los niveles dentro de la estructura del CMD, ya que este “anzuelo” fuera de contexto conceptual y legal, que se plantea para ejecutarse “en un plazo no mayor a un año”, saca de escenario el tema de aumento salarial y con ella la gestión presente, peligrando su desempeño y condenándonos a pasarnos estos dos años en una “España Boba”.

Esta gestión tiene que ponerse las pilas para poder enfrentar con éxito las situaciones que tiene por delante en los próximos dos años; debe sacar primero, todo tipo de resentimiento gremial, alimentado por asesores poco bondadosos, buscar la unidad del gremio a cualquier costo, romper con el estancamiento, la falta de visión y la prevaricación a lo interno, y presentar una propuesta sanitaria alternativa que diga qué ofrecemos como sector y qué solicitamos, que incorpore el aumento salarial y los incentivos (especialmente los del SENASA) acorde con las leyes de salud, y nuestra participación real y militante en todos los organismos de la seguridad social, tal como las leyes nos facultan y sin discriminación.

|
Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.